Search for
Login | Username Password Forgot? | Email: | Create Account

Non English | Entries: 15 | Views: 732 | Modified: 3 days ago | | Add to My Feeds
Report

Cromaidea
Cromaidea -

Los links internos constituyen una de las armas más poderosas y, a la vez, más infravaloradas del universo SEO. Como sin duda ya sabrás, los links tienen una vital importancia a la hora de conseguir que una página alcance los primeros puestos dentro del ranking de resultados de los motores de búsqueda para determinadas palabras clave. Google, por ejemplo, da una destacada importancia a los links y la presencia de ellos es una prueba para él de que nuestro sitio web es de calidad y es susceptible de interesar más a sus posibles usuarios que otros que carezcan de ellos.

Por ello, muchas personas, al intentar mejorar el ranking de su página web, pasan horas y horas trabajando en el ámbito del linkbuilding externo, llegando incluso a poner en práctica estrategias poco claras por las que pueden ser gravemente penalizados. Sin embargo, pese a todo ese esfuerzo invertido, esas mismas personas que invierten tanto tiempo trabajando en el linkbuilding apenas piensan en los links internos. Y ese es un grave error.

En las próximas líneas, queremos presentarte brevemente las principales razones por las que los links internos pueden ayudarte mucho con tu posicionamiento SEO. En primer lugar, aclaremos lo que son los links internos. Como cualquier otro tipo de enlace, un link interno también lleva a otra página web distinta de la que actualmente estamos visitando. Como bien apunta Marketizando, lo que les hace tan especiales es que este link lleva a los usuarios a una página distinta que se encuentra dentro del mismo sitio web, en vez de dirigirlos a un sitio externo. Esto los hace perfectos no solo para aumentar el prestigio de tu sitio web desde el punto de vista de los motores de búsqueda, sino que también te ayudará a conseguir que tus visitantes pasen más tiempo en tu sitio web y a que tu contenido tenga mayor repercusión. ¡Todo son ventajas!

Sin embargo, antes de seguir, es necesario que tengamos en cuenta algo muy importante y es que no puedes limitarte a llenar tu sitio web de links internos sin orden ni concierto. Si quieres que sean realmente efectivos, tienen que aparecer en lugares en los que sean relevantes. Si llenas tus sitios web de links internos que no tienen nada que ver, lo más probable es que tus lectores acaben desconfiando de ti e, incluso, que Google te penalice por el uso fraudulento de herramientas para mejorar tu posicionamiento SEO. Por lo tanto, no caigas en la tentación de hacer tal cosa. No merece la pena correr el riesgo.

Una vez presentado este aviso inicial, continuemos con las maravillas de los links internos. Si dentro de un nuevo post o al final del mismo incluyes un link interno que lleve al lector a un contenido que escribiste en el pasado sobre un tema al que está vinculado, existen muchas posibilidades de que la persona que se ha interesado sobre dicho tema también lo lea. Así, tanto los motores de búsqueda como tus propios lectores empezarán a considerarte un gran experto sobre un tema concreto y volverán a ti regularmente en busca de nueva información, presentándose tu sitio web en puestos cada vez más altos dentro de los rankings de los diferentes motores de búsqueda.

Asimismo, esto llevará una mayor cantidad de tráfico a tu página. La inmensa mayoría de tus posts antiguos todavía tienen vigencia y, sin duda, resultarán muy interesantes, pero la mayoría de tus lectores no van a molestarse en buscar en tu página un contenido menos novedoso y se irán si no se lo pones delante de los ojos. Los links internos te permiten conseguir precisamente eso: poner el contenido antiguo que tienes publicado delante de los ojos de las personas que consultan tus artículos más novedosos. Un breve interés por parte de tus lectores les impulsará a pinchar en ese enlace, lo que multiplicará tu tráfico, el tiempo que pasan tus usuarios y mejorará también tus rankings dentro de los motores de búsqueda.

Asimismo, estoy seguro de que conoces muy bien cuáles son los posts de tu sitio web que, por una razón u otra, funcionan mejor que los demás. Es razonable asumir que aquellas personas que lleguen a tu web pueden estar interesadas por algunos otros posts, pero no los conocen. Pero tú puedes arreglar eso situando al final de los distintos artículos o en la barra lateral de tu página web una lista con tus artículos más visitados. Como ocurre con muchas otras cosas, tus lectores no pueden saber que alguna otra parte de tu sitio web les interesa si no lo conocen. Pero, si leen el título de algunos de tus artículos más leídos, pueden interesarse por varios de ellos, lo que solo podrá ser positivo para ti.

En relación a este tema, también puedes modificar la arquitectura de tu página web para que favorezca la agrupación de diferentes temas que traten una materia similar. Recuerda siempre que lo más probable es que una persona que ha llegado a tu página web en busca de información sobre un tema en concreto se vea interesado por otros posts que traten sobre diferentes aspectos del mismo o sobre temas relacionados. Por lo tanto, cuántas más facilidades des a tus lectores para encontrar dentro de tu sitio información relacionada con aquella que les ha llevado a ti, muchas más posibilidades tendrás de que tus usuarios se queden más tiempo en tu web y que vuelvan a ella regularmente.

Ten siempre en cuenta que Internet es un medio muy rápido y que, generalmente, tus usuarios no se van a preocupar de buscar otros temas dentro de tu sitio web. Simplemente, se irán y centrarán su atención en otro lugar. Por lo tanto, es tu responsabilidad conseguir que la mayor cantidad de contenido en el que puedan estar interesados esté, para ellos, al alcance de un simple click. Por ello, te será muy útil tener en cuenta esta aproximación cuando diseñes la arquitectura de tu sitio web y, si puedes, agrupa y organiza los distintos temas por áreas de interés. De esta forma, tus usuarios podrán encontrar rápidamente otros posts de tu autoría con temas relacionados y los links internos que pondrás en todos ellos harán que sea muy fácil para tus lectores pasar de un sitio a otro. Así, añadirás valor a tu contenido, conseguirás que tus usuarios pasen más tiempo en tu sitio web y te volverás cada vez más importante a ojos de Google.

Los links internos en lugares ajenos a tu propio sitio web.

Sin duda alguna, estamos en la época de eclosión de las distintas redes sociales, lo que significa que se han convertido en un elemento crucial para conseguir dar visibilidad y atraer tráfico a cualquier tipo de sitio web. Tú también tendrás que promocionar el tuyo en diferentes redes sociales para conseguir cada vez más visitantes y estoy seguro de que ya estás utilizándolas en tu beneficio. Pero, ¿estás utilizando los links internos también en las actividades que realizas en las diferentes networks a las que te vinculas?

Tu actividad en diferentes networks, al mismo tiempo que te permite darte a conocer a más gente y promocionarte de una forma barata, directa y muy efectiva, también te permite presentar links internos que lleven a tu potencial audiencia a diferentes partes de tu sitio. En las redes sociales puedes introducir links internos hacia tu contenido no solo en los posts que publiques en tu perfil, sino también en aquellas publicaciones que hagas en otros grupos relacionados con tu nicho y en los cometarios que realices a otros posts. Asimismo, también conseguirás una mayor repercusión con prácticamente cualquier actividad que realices en las redes sociales, dado que el nombre de tu página o blog debe aparecer en el nombre de tu perfil. Cualquier “me gusta” que des, cualquier suscripción que realices, cualquier lista a la que te vincules, por citar solo algunos ejemplos, quedará vinculada a tu blog y es susceptible de llevar tráfico hasta él. Asimismo, una mayor presencia de links útiles también ayudará a mejorar tu ranking, dado que Google detectará tu actividad adicional y la atención positiva que despiera. Por lo tanto, las redes sociales y las diferentes networks son geniales a la hora de promocionar tu blog y los links internos conseguirán que estas armas te sean aún más efectivas.

Conclusiones.

Para concluir, solo podemos volver a repetir que los links internos constituyen un arma fantástica para aumentar la popularidad de tu sitio web, convertirte en una auténtica autoridad sobre un tema en concreto, aumentar tu tráfico, conseguir que tus lectores pasen más tiempo en tu sitio web y, por último, también mejorar tus rankings en los motores de búsqueda. Cuando se usan bien (es decir, si los incorporas cuando realmente procede y no llenas tu sitio de links internos inútiles), los links internos te ayudarán a conseguir todo esto y mucho más. Por lo tanto, no subestimes esta herramienta tan importante. Te aseguro que no te arrepentirás.

Bravo!! links internos para mejorar posicionamiento seo
photo credit: Yellow Links via photopin (license)

La entrada Links internos: un arma maravillosa para mejorar el posicionamiento de tu web aparece primero en Cromaidea.


More from Cromaidea



^ Back To Top